Diez empresas del sector se unen en una asociación para impulsar la profesionalización de la actividad

Tras más de una década creciendo a doble dígito, el sector de la rehabilitación de edificios se prepara para dar un nuevo salto cualitativo con la llegada de los fondos europeos Next Generation que, entre otras cuestiones, subvencionarán la mejora de la calificación energética de los inmuebles. Una inyección que en el caso de la Comunidad Valenciana supondrá alrededor de 220 millones de euros en ayudas hasta 2024, que contribuirán a multiplicar el número de proyectos que se ejecutan anualmente.

Así se ha puesto de manifiesto este lunes durante la presentación de la Asociación de Empresas de Rehabilitadores Técnicos de Edificios de la Comunidad Valenciana (Aecval) que se ha celebrado en IFA. Un proyecto que empezó a gestarse hace tres años desde Alicante y que ya agrupa a las diez principales firmas del sector, con una facturación conjunta que supera los 60 millones de euros anuales, según ha apuntado minutos antes del acto su presidente Manuel Girona.

En este sentido, Girona ha recordado que hasta el 83% de los edificios mantienen una calificación energética E, F o G, es decir, las más bajas, mientras que sólo el 0,3% cuenta con la calificación máxima, la A. «Queda mucho trabajo por hacer y la llegada de los fondos va a hacer que se acelere muchísimo el crecimiento del sector», ha señalado el empresario, que ha explicado que las subvenciones se destinarán a aquellos proyectos que logren una mejora de la eficiencia energética de al menos un 30%.

Al respecto, las previsiones que maneja la propia Generalitat –que se encargará de canalizar estos fondos- son de disponer de 20 millones de euros este año, unos 100 millones en 2023 y otros 100 millones en 2024, según el presidente de Aecval.

Con estas perspectivas, el objetivo de la asociación es impulsar la profesionalización del sector y fomentar la colaboración entre todos los actores implicados: desde las propias empresas a las comunidades de propietarios, pasando por los arquitectos, los administradores de fincas o las entidades financieras. «Al no estar regulado, una de las cosas con las que combatimos las empresas es con la falta de criterio de muchas comunidades de propietarios, que no siempre contratan a firmas especializadas», explica Girona. «Muchas veces nos encontramos con que, en realidad, vamos a hacer rehabilitaciones de supuestas rehabilitaciones anteriores», señala el empresario.

De esta forma, una de las tareas primordiales de la asociación es la de hacer pedagogía y establecer un marco común de trabajo con todos estos actores.

Retrasos

Por otro lado, desde Aecval también quieren fomentar la formación de profesionales especializados para paliar la actual falta de mano de obra cualificada que sufre el sector de la rehabilitación, en realidad un mal común a todo el negocio de la construcción. En este sentido, Manuel Girona asegura que, aunque no se ha llegado al punto de tener proyectos paralizados, la escasez de personal está llevando a que haya retrasos en el inicio de las obras que se contratan. «Es algo que ya estamos advirtiendo a los administradores para que lo tengan en cuenta», explica el presidente de la asociación.

De igual forma, como ocurre con la obra nueva, la rehabilitación también se enfrente al encarecimiento que han experimentado la mayoría de los materiales, lo que ha incrementado sus costes entre un 15% y un 20%. El Consell presenta en Elda un plan de 287 millones para rehabilitar casas y barrios.

Lo que parece superado son los problemas que existían hace unos años para encontrar financiación para las rehabilitaciones, ante las pegas que ponían los bancos a suscribir créditos con las comunidades de propietarios. Algo que ha cambiado por completo, desde que los bancos ven con buenos ojos todo lo que tenga que ver con la mejora de la eficiencia energética y, aún más, si está vinculado con fondos europeos.

En el acto de presentación de Aecval han participado también la directora del Instituto Valenciano de la Edificación, Begoña Serrano; el director General de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Alberto Rubio; el director de Negocio Estratégico e Instituciones de Deutsche Bank, José A. Aguilera; y el presidente de la Diputación, Carlos Mazón.

ENLACE ARTÍCULO ORIGINAL

https://www.informacion.es/economia/2022/07/11/llegada-fondos-europeos-espolea-expectativas-68217353.html