El coste medio de comunidad se eleva a los 600 euros anuales, lo que supone 50 euros al mes

Las comunidades de propietarios pueden ir desde los 10 vecinos hasta llegar a concentrar los más de 50 en urbanizaciones con amplias zonas comunes, haciendo que las necesidades y los gastos de estas personas varíen. En este sentido, el coste medio de comunidad es de 600 euros anuales, lo que supone 50 euros al mes.

No obstante, independientemente del tamaño de las comunidades, todas las personas pertenecientes a ellas podrán ahorrar en su cuota mensual, como prescindiendo de servicios que no se necesitan, entre otras medidas, tal y como señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). En este sentido, desde el portal inmobiliario de Fotocasa presentan unos trucos para ahorrar en una comunidad de propietarios que encaje en las grandes y pequeñas comunidades.

1. Elegir una cuenta que no cobre demasiadas comisiones

El encontrar una cuenta bancaria que no tenga comisiones para una comunidad de propietarios es complicado, dado que la mayoría de las entidades bancarias cobran gastos por este tipo de producto.

Sin embargo, el precio puede variar dependiendo del banco, por lo que lo recomendable es comparar entre diferentes entidades y elegir la cuenta que ofrezca las mejores tarifas, prestando especial atención a la comisión de mantenimiento, los gastos de administración de la cuenta y los costes por transferencias que suelen encarecer la cuenta bancaria.

2. Un cambio de administrador

En el caso de que la comunidad considere que no está del todo conforme con el trabajo del administrador o este resulte muy caro, los propietarios deberían cambiar al empleado. En este sentido, un trabajador eficiente puede ayudar a la comunidad a recortar gastos vecinales y llevar los asuntos administrativos correctamente.

3. Cambiar la tarifa de la luz, la potencia contratada o usar bombillas de bajo consumo

Al igual que ocurre con la cuenta bancaria, es necesario comparar, ya que será clave para elegir la tarifa de luz más barata. En esta línea, el ahorro será considerable, ya que existen diferencias importantes entre unas y otras tal y como indica la OCU.

Otras de las formas de ahorrar en la factura eléctrica es sustituir las bombillas por unas led de bajo consumo, dado que de esta forma se gastará menos electricidad, viéndose reflejado en el recibo de la luz. Asimismo, ajustar la potencia eléctrica en base a las necesidades de la comunidad de propietarios será clave para ahorrar en la factura de la luz.

4. Sustituir el servicio de limpieza o eliminar el gasto

Otro truco para que los gastos de la comunidad de propietarios sea más reducida, es que estas personas contraten directamente al personal de limpieza u optar por una empresa que proporcione este servicio.

Además, aquellas comunidades pequeñas con pocos vecinos podrán recortar este servicio, adjudicando la limpieza de los rellanos o escaleras a los vecinos de forma rotativa, haciendo que el ahorro sea considerable.

5. Cambiar el portero

A día de hoy todavía hay comunidades que siguen conservando la figura del portero, por tanto, para ahorrar costes, es posible que los propietarios contraten directamente al empleado u optando por una empresa que se encargue de todo este trámite.

6. Ahorrar en el seguro

Las comunidades de vecinos no deben eliminar aquellas coberturas que sean indispensables, pero sí que es posible ahorrar en la cuota del seguro dependiendo de la compañía con la que se contrate, sobre todo si se escogen las franquicias.

7. Sustituir el servicio de mantenimiento del ascensor

Pese a que este servicio no se puede suprimir, para abaratar costes, se puede escoger un servicio de mantenimiento del ascensor más barato, sin necesidad de que sea el de la compañía que instaló el ascensor.

ENLACE ARTÍCULO ORIGINAL

https://www.larazon.es/economia/20220512/aeshp6kys5clnnyrxncjri2u64.html