Se trata de dos de los principales gastos | Obligaría a convocar juntas extraordinarias si han de celebrarse antes de final de año

El precio disparado de la electricidad, así como un nivel más elevado del habitual por estas fechas del coste del gasóleo para calefacción, preocupa a las comunidades de vecinos. Tanto que algunas comienzan a temer que, si la situación se prolonga en el tiempo, no tendrán más remedio que acudir a un aumento de las cuotas vecinales para hacer frente a un inesperado incremento de los gastos.

“Se trata de dos de las partidas más importantes para una comunidad de vecinos. Dependerá de la liquidez de la que dispongan, pero si las cuotas están muy ajustadas y los precios siguen subiendo, a muchas no les quedará otro remedio que elevar las cuotas”, explica Ángel Hernández, presidente de los administradores de fincas en Salamanca. El futuro parece poco halagüeño. La electricidad marca cada semana nuevos máximos históricos y sin visos de cambio a corto plazo. Además, en el caso de las comunidades que utilicen gasóleo para la calefacción, las perspectivas pintan mal. Su precio actual ronda los 70 céntimos por litro, por encima de lo habitual a estas alturas del año en el que hay poca demanda, por lo que según comiencen a bajar las temperaturas, seguirá encareciéndose.

La posibilidad de que haya que aumentar las cuotas vecinales implica otro problema. Por motivo de la pandemia no se pueden celebrar juntas antes del 31 de diciembre, salvo en casos de urgencia. Ángel Hernández considera que sí una comunidad tiene que aprobar una subida de las cuotas por dificultades de liquidez, existirían motivos suficientes para convocar una junta extraordinaria.

Los próximos meses, por lo tanto, van resultar cruciales para la economía de los vecinos y no solo por el incremento de los gastos. También hay que tener en cuenta la delicada situación que viven muchos ciudadanos con problemas laborales. “Si no se solucionan o empeoran, los impagos de cuotas crecerán”, advierte el presidente de los administradores de fincas. Un contexto complicado para invertir en obras de rehabilitación y eficiencia energética de los edificios, como quiere el Gobierno, ya que las ayudas europeas no cubren toda la inversión que hay que hacer.

ENLACE ARTÍCULO ORIGINAL:

https://www.lagacetadesalamanca.es/salamanca/el-efecto-de-la-subida-de-la-luz-y-el-gasoleo-en-la-cuota-de-la-comunidad-HA8893081