Lo mejor es contratar a una empresa de limpieza externa

La limpieza en las comunidades de vecinos no siempre es sencilla, pues a veces hay personas que no tienen demasiado civismo y piensan poco en los demás, en especial en las zonas comunes.

Por eso, y sobre todo cuando se trata de edificios muy grandes, lo mejor es contratar una empresa de limpieza de comunidades, que se encargue de todo con independencia de que haya o no colaboración de los vecinos.

Tener un horario para sacar la basura

En las comunidades grandes suele haber personal que se encarga de la recogida de la basura casa por casa, la cual se deposita en la puerta en bolsas cerradas a la espera de que pase el encargado de la limpieza.

Si en nuestro edificio sacamos así la basura hay que establecer unos horarios muy estrictos, pues de lo contrario las bolsas pueden estar demasiado tiempo en el exterior, provocando malos olores e incluso plagas en verano.

Del mismo modo, habría que hablar de la conveniencia de usar una doble bolsa para que no gotease, o de que en casos de que la basura huela muy mal sea el propio vecino el que la saque directamente a la calle.

Concienciar a los dueños de mascotas

Dentro de toda comunidad de vecinos hay mascotas y a veces sus dueños no son muy limpios. Por eso, hay que concienciar a los propietarios de que deben tener cuidado, para que sus perros no orinen dentro de las zonas comunes, o peor aún defequen en las zonas exteriores por las que pasan todas las personas que entran y salen del edificio.

Podemos poner carteles para recordarlo, pues aunque contratemos una empresa de limpieza profesional, no pueden estar vigilantes las 24 horas del día detrás de los dueños de las mascotas.

El garaje también forma parte de la comunidad

Parece que el garaje es un lugar “sin ley” cuando se trata de limpieza y que allí se puede manchar sin problema.

Hay que programar limpiezas periódicas con productos especiales que eliminen el aceite y la grasa que van dejando los coches.

Se pueden poner papeleras en lugares de tránsito

Aunque ningún vecino debería tirar nada al suelo, lo cierto es que se hace. De hecho, desde el inicio de la pandemia no es raro ver hasta mascarillas tiradas dentro de las zonas comunes o de tránsito.

Una manera de evitarlo es poner papelera en los rellanos, en los pasillos que dan al garaje, en el trayecto hasta los trasteros, etc., con la idea de que los más incívicos tengan espacios en donde depositar su basura.

Las comunidades de vecinos son lugares en los que pueden surgir conflictos por la limpieza, pues no todos los que las habitan están dispuestos a colaborar para tener un entorno más limpio. Por ello, creemos que lo mejor es dejarlo todo en manos de una empresa profesional que se dedique a limpiar comunidades. 

ENLACE ARTÍCULO ORIGINAL

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/tendencias/como-mantener-comunidad-vecinos-limpia-orden/20211102104934297762.html